Seguidores

siguenos en facebook

El Ñuro y Arrecifes de Punta Sal en Perú, áreas de conservación para la ciencia


Parecían fotografías similares a las del Caribe u otra maravilla similar, pero se trataban de las riquezas de la Costa Norte del Perú. Aquí la vida tiene mil colores y sus especies recién aparecen como nuevas para la curiosa ciencia.

El especialista Yuri Hooker, de la Unidad Marino Costera del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas – SERNANP, llegó al Perú para exponer sobre esta propuesta de conservación obligada, en el marco del IV Congreso Internacional de Ecosistemas Secos, evento que congregó a científicos y biólogos a nivel mundial en la ciudad de Arequipa, en el auditorio Simón Bolivar de la Universidad Nacional de San Agustín.

Hooker nos recordó la división antigua que se daba antiguamente en base a las costas de Perú. Se dividía en dos provincias: provincia Peruana de Humbolt y la del Pacífico Oriental Tropical, donde estudios sobre peces, equinodernos, etc determinaban que el 70% de la biodiversidad está en las costas de litoral peruano, que no supera los 250 kilómetros.

Un dato curioso además es que todas las áreas naturales se encuentran aguas templadas (cuya temperatura es entre 18 a 20ºC), donde se concentra mayor riqueza biodiversa, sin desvalorar la riqueza marina en aguas frías (cuya temperatura es de 6 a 7 ºC).

¿Por qué conservar?
La respuesta es directa. Los ambientes del mar peruano donde antes se encontraban algas parduzcas, ahora ya no existen y fueron reemplazas por otros tipos de algas. Es posible ver sobre rocas húmedas esponjas marinas diversas, preciosos corales. Además de rayas, peces tropicales y caballos de mar increíbles. Y a manera de cálculo si cerramos los ojos en un metro cuadrado en El Ñuro y los Arrecifes de Punta Sal, podemos encontrar 50 o 60 especies diferentes.
En Punta Sal se han identificado 15 arrecifes naturales, al lado de arrecifes artificiales.

Yuri dice que más del 80% de las esponjas marinas, podrían ser nuevas para la ciencia. Es decir de 27 especies encontradas, unas 23 son nuevas.

Por estas razones es una responsabilidad apostar por la conservación y protección, ya que las especies mencionas y muchas otras dan un sustento para poder identificar nuevas especies.

Es urgente denunciar la pesca de arrastre, industrial de anchoveta y la pesca con explosivos.

¿Qué pasó con el Mero?
La especie del Mero, especie marina peruana, considerado el más grande del mundo en su tipo, con más de 2 metros y medio de longitud y que se reproducía por primera vez cuando llegaba a tener un metro con 20 centímetros de longitud está en estado crítico.

Su desventaja era que vivía a menos de 50 metros de profundidad, entonces el hombre empieza a bucear en busca de esta especie preciada, por lo que en la actualidad su situación es similar a la del oso panda o el tigre de bengala.  Actitudes negativas, como pensar que “todo lo que vive en el mar es ceviche”, debe cambiar sumado a las leyes que no incluyen la protección de las especies marinas de manera radical.

Otra zona de conservación es duda Cabo Blanco, litoral que siguiendo hasta Punta Sal de aguas calientes, es posible avistar mamíferos acuáticos.

El Ñuro, grupo de pescadores mejor organizado de país

A decir del especialista, El Ñuro es uno de los grupos de pesqueros más organizados. Sólo pescan peces espadas en momentos estratégicos. Su organización tiene un objetivo: proteger este tipo de pesca y sólo pescan al Mero responsablemente.

Cuando uno llega al muelle de estos pescadores, es posible ver a un grupo de tortugas (como unas 15 o 20), lugar donde son protegidos e incluso alimentados por los pescadores. Las tortugas llegan para alimentarse y siguen su ruta. Aprovechan sosteniblemente el área.

Debido a la riqueza de estas zonas, la Universidad Cayetano Heredia junto a Petrobras, instalarán un Centro de Investigación Marina. En estos laboratorios se apoyarán las iniciativas de conservación, será un centro experimental, de conocimientos científicos que será transferido a los pescadores, quienes luego de talleres todos están de acuerdo en que se declare y conserve estas zonas naturales.

Esto dará lugar en lo posterior a una propuesta de Museos, para desarrollar un manejo turístico responsable, donde la gente pueda ver muestras de esta riqueza marina.

Entradas populares