Seguidores

siguenos en facebook

En los Castillos Encantados de Callalli, las adversidades son oportunidades de desarrollo (Reportaje video - primera parte)


Radiografía del desarrollo de las comunidades.
Por: Lic. Sonia Ramos Baldárrago
Periodista y Comunicadora Social

El ande enfrenta cambios importantes y exige al Estado se tome en cuenta su radiografía actual que comprende nuevos desafíos para fortalecer al capital humano y donde paradójicamente están asentados estos recursos de la minería, de los hidrocarburos, el tema del gas, como refiere Percy Cáceres Tintaya, Sociólogo.

Pero para conocer cuánto ha evolucionado en Arequipa, como muestra de lo que ocurre en el Perú, es necesario mencionar la realidad de las comunidades campesinas, las que recobran importancia en una etapa crucial de la historia del Perú, que como recuerda Percy Cáceres, recobra importancia en el accionar nacional durante el periodo presidencial de Juan Velazco Alvarado.


Desde entonces la existencia de las comunidades se ha visto debilitada. “Han sido relegadas en su función, marginadas”, subraya Percy Cáceres y el Estado está ausente en esta transformación, que como agrega el especialista esto se debe principalmente al tema de manejo de los recursos y porque desde una lógica de globalización no es muy competitivo.

Pero como dice el Registrador Público de la Zona Registrarl Nº XII – Sede Arequipa, Dr. Carlos Nieto Muriel: de alguna forma el Estado ha resaltado esa importancia y esa trascendencia de continuar ese sistema de explotación y uso de la tierra.

El registro de comunidades campesinas de acuerdo al Organismo de Formalización de la Propiedad Informal, Arequipa tiene 15 comunidades campesinas, Caravelí 9, Castilla 17, Caylloma 22, Condesuyos 18 y la Unión 13 comunidades campesinas.

San Antonio de Chuca es una de las comunidades más grandes, con 53 mil 093 hac, como indica el Dr. Carlos Nieto. Mientras en el distrito de Chiguata, cercano a Arequipa ya existen parcelaciones de terreno. Estos cambios se vienen dando porque “en la actualidad, el modelo económico que tenemos genera mayores incentivos para la propiedad individual”, como expresa el Dr. Nieto.

Pero a pesar de los cambios, el desarrollo sigue siendo lento, ya que como subraya Percy Cáceres, “no tienen el sustento legal, mucho menos documentos. Algunos han sobrepasado sus límites”, pero agrupados actualmente en anexos, persisten en cambiar el rostro de su economía. Ante una minería con fuerte inversión, que ha generado un desarrollo irónico frente a pobladores empobrecidos y desempleados, tal como replica Percy Cáceres.

A decir del Ing. Ec. Juan Aaste Daffos, loss Gobiernos Regionales tienen que tener su propia propuesta de desarrollo y uso de sus recursos.

¿Pero por qué la minería se perfila a ser atractiva para las grandes empresas internacionales? Según el sociólogo Percy Cáceres, esto obedece a que en el tema del cobre el costo en dólares  por tonela métrica estaba 7 mil 76, el año 2011, esa misma tonelada métrica, está cotizada a 8 mil 520 dólares.

De esta manera, los poderosos consorcios, aseguran su estabilidad económica, por un mínimo de 30 años con la actividad minera, mientras las comunidades campesinas que por años viven asentadas en territorios aún agrestes no aseguran ni logran su desarrollo, aun con la alta tecnología de la minería enfrente.

Percy Cáceres recuerda con pesar lo que le dijo un campesino, durante sus visitas de campo: “lo único que me dejan esas camionetas de la minería es polvo y me dejan con esa insatisfacción de que por acá está pasando dinero, riquezas y yo no soy partícipe de eso”.

La agenda del desarrollo, no visibiliza este problema social de desigualdad del capital humano y como agrega el especialista Juan Aste: “tiene que haber una concertación también con la política nacional. Nadie dice que mañana la minería tiene que paralizarse. Eso es imposible”.

Con lo dicho “al gobierno le falta conocer un poco más de la realidad de las comunidades campesinas, ver cuáles son sus debilidades que están básicamente por el lado del financiamiento, del conocimiento y la tecnología” como refiere el rector de la Universidad Católica San Pablo,  Dr. Germán Chávez Contreras.

Por citar un ejemplo, su principal actividad económica gira en torno a la ganadería para sacar una fibra de alpaca con valor disminuido. “El año 2008 la libra de fibra, costaba S/.13.80 nuevos soles  hoy esa misma libra de fibra está a S/. 6.50 nuevos soles. Eso no da para solucionar una vida digna de una familia de 3 a 5 miembros”, subraya enérgico Percy Tintaya con cifras en la mano.

Pero a decir del Dr. Germán Chávez, “hay que insistir en la fibra, porque se está mejorando genéticamente la fibra”.

La educación es otro tema de debate. Cáceres Tintaya recordaba ver un centro inicial similar a un cuarto pequeño, donde albergan a los niños, reduciendo a un sistema de educación estatal muy mala.

Con estos antecedentes surge la pregunta: ¿cuál sería entonces la condición idónea del desarrollo inclusivo de una familia rural? Según Percy Cáceres, una familia para que tenga una vida digna y cómoda debería tener 300 alpacas.

Otra tarea pendiente para el Estado, tiene que ver con la seguridad alimentaria principalmente, porque las familias está preocupada qué van a comer al día siguiente sus hijos.

Por lo que el desarrollo del país en conclusión, no es aún equitativo, en un espacio de diálogo desigual. “Esa desarticulación impide que cualquier propuesta o política de desarrollo rural tenga éxito”, agrega el Dr. Germán Chávez.

Entonces la agenda para desarrollar el capital humano debe superar el tema de planificación. “No está claramente definido qué se hace ni qué se va a hacer con ese rico potencial de recursos mineros, de recursos hídricos, por ejemplo”, dice Cáceres Tintaya.

Hasta aquí se muestra un diagnóstico del ande peruano. Pero no todo es decadente. “Las oportunidades uno tiene que creárselas como el trabajo”, afirma convencido Luis Puma Mamani, Presidente de la Asociación Unidad de Producción y Promoción San Antonio de Callalli.

De Arequipa emprendemos un viaje al distrito de Callallli, de la provincia de Caylloma. Allí el frio no logra helar los pastos, que resisten las tempestades. Donde si no hay agua, el hombre traslada el recurso desde las montañas más altas y como adelanta Luis Puma tienen un reservorio, una cámara de carga, desde donde se distribuye el agua al riego por aspersión.

Allí también, el hombre duplica los valores de su ganado, lo transforma y persiste en aumentar sus riquezas y vivir dignamente, porque detrás de los Castillos encantados de Callalli, en la provincia de Caylloma en Arequipa, el optimismo del ser humano ha desplazado toda queja y ha creído en sí mismos.

Hace cuatro años conocí a Luis Puma Mamani. Cuando había pensado que sus logros eran admirables, me equivoqué porque este simple comentario ya no cabe frente al progreso que su familia ha logrado.

Para llegar al Centro Piloto Pallayimayo, que es un centro de enseñanza, que como dice Luis Puma, está a una hora con 15 minutos del pueblo de Sibayo, colindante a Callalli, es necesario superar un despertar con temperaturas bajo cero en Sibayo, pasar el rio Colca, sintiendo los golpes de su puente, admirarse con el paisaje brilloso de sus pajonales dorados y quedarse corto frente a los Castillos Encantados de Callalli, donde existen predios particulares y ya no comunidades campesinas.

Ante de empezar el recorrido de enseñanzas, Luis Puma invita un caldito de morón, típico en la zona, mientras se oye la radio, que es el mejor despertador en el sector de Condorami. Es domingo y una misa dirigida por un padre australiano conocido en el pueblo, pareciera trasladarnos a otros tiempos de calma.
Luego toca challar la tierra y poco a poco se descubre que aquí el capital humano, no necesita asistencias, sino necesita que se replique como ejemplo en otros pueblos.    

Entradas populares