Seguidores

siguenos en facebook

VIDEO ANIMACIÓN: Arequipa y los Errantes

¿Cómo no amar la tierra donde se nace? No todos crecemos atizando el fuego de la lena, para hacer la chicha, bebida de ley para las reuniones de familia que se encargaba de apagar la movida dejada en la garganda por una copita de anisado.



¿Cómo no amar la tierra dónde se nace? Cuando a los tres años tienes en la sala de tu casa a tu abuelito afinando las notas de los Errantes de Chuquibamba y los yaravíes de Melgar, cantando y tocando, para luego coger la guitarra y sin saber -no importa- darte el gusto de mirar tus deditos de tres años, quiriendo ser como tu abuelito.

¿Cómo no amar la tierra donde se nace? Si cuando se sentía frio nos pásabamos a la habitación construída de sillar para calentarnos, porque es de sillar fuerte, volcánico que llevan sus casas gloriosas de tiempo pasado y algunas en el presente, anordanas de luces amarillas.

¿Cómo no amar la tierra donde se nace? Si cuando eres pequeño te prenden la televisión a los cinco años y te quedas embelesado por los documentales del Dr. Juan Guillerno Carpio Muñoz, que ilustraba a la Arequipa de antaño, estampas del recuerdo como las peleas de toros y los rinconcitos tradicionales que quedaban en los distritos de Hunter, Cayma, Yanahura o Sachaca, Tiabaya o Sabandía.


Comunicando Naturaleza celebra de esta manera a su tierra bendita, que surgió con el nombre bello de "Arequipa".



Entradas populares