Seguidores

siguenos en facebook

UNA RAZÓN PARA SONREÍR

FAMILIAS QUE PROGRESAN EN LOS PAISAJES MÁS ALTOS DE COTAHUASI
Caminos que empezaron a transformarse con el programa Haku Wiñay (Vamos a Crecer) en Puyca, distrito de Cotahuasi.

Pierde su forma al hervir pero gana sabor. Su preparación requiere despedirse de la cama a las cinco de la mañana. Luego de un hervor y una movida artesanal, con las manos, quedará dulce, pero sobre listo para levantar el alma más cansada. Pascuala Pachao, sonríe, al parecer sabe el secreto. A los minutos de esta preparación, se sentirán unos golpes como “cot”, “cot”...¡al fin! Es una mazamorra de oca y si el plan es explorar el pueblo de Puyca en las alturas de Cotahuasi de la región Arequipa, este dulce es un combustible que el cuerpo agradecerá. Así es la bondad de la tierra. Llena el estómago y hace brotar una sonrisa.  

Comunicando Naturaleza

Había preparado una pequeña mochila. Una casaca térmica. Una mini radio a pilas para escuchar música, un pequeño paquete de frutas secas y unas zapatillas dentadas de campo impermeables.

Desde la ciudad de Arequipa, se puede ir al Terminal Terrestre y elegir alguna empresa de transporte. Yo pagué s/.70.00 nuevos soles. La mitad del precio de ida y la otra para el retorno. El bus salió a las seis de la tarde. Me dijeron que debía quedarme en el último paradero. Así que tomé dos pastillas contra el mareo y esperé.

Desperté en la oscuridad. Habían turistas en los asientos de atrás. De pronto el autobus se detuvo. Así que cogí mi mochila. Eran las tres de la madrugada y cuando iba en busca de un taxi pregunté si era el pueblo de Alca, donde me dijeron que debía quedarme. Pero no, era Cotahuasi, así que volví al bus. Vaya error mío. Faltaba una hora más para aliviar mis piernas, porque si hay que empezar a mejorar esa ruta es el servicio. Los asientos impiden darse un buen estirón de piernas. Bueno, la carretera es trocha en adelante, incluso antes de llegar a Cotahuasi.

A las cuatro de la mañana, Alca me recibía con un cielo brillante y unas montañas enormes que resguardaban aquel pueblo. Aún no llegamos a Puyca. A esa hora, señoras cubiertas de mantas y niños se aproximan a la plaza. En breve se escucha un motor. Es una combi que va hasta Puyca. El pasaje está s/.5.00 nuevos soles. Aunque el viaje dura otra hora más, adentrarse en el pueblo lleva su tiempo, por un camino rural, curvilíneo y estrecho.

No hay sueño que valga más que ver el río. Las primeras aves rapaces de la mañana y el primer calor del sol que dan la bienvenida. En el siguiente vídeo, pueden experimentar la belleza humana de este pueblo que intenta enfrentar su pobreza. Hace diez años, recién tienen luz y me pregunto: ¿cómo es posible esto? 

*El especial será retransmitido por el programa radial Creciendo en Familia de radio Yaraví, que se emite los sábados de 11:00 a 12:00 horas.



RECORRIDOS EN LOS ANEXOS DE PUYCA





Entradas populares