Granada construye una ciudad sostenible. ¿Arequipa lo logrará?




Si alguien me habla de Granada, recuerdo a Jorge. Mi compañero de estudios. Aquel menudo chico latino al que sus ojos reventaban de brillo y como poseído, decía que se quedaría a vivir por siempre allí. Razón no le faltaba. Los que no conocemos Granada, nos basta ver las fotografías.


Pero en ciudades como esta, existe una búsqueda de la perfección. Es el caso de Granada, donde se aspira tener una ciudad sostenible. Pero ¿qué es lo que vieron para tal plan? La intervención parte -entre otros aspectos- por identificar: un medio urbano degradado, pobreza, exclusión y marginación, falta de integración económica en la población residente y gran oferta de vivienda.

Esto no es reciente. Según Francisco Arana, especialista en Smart City, ya pasó un primer período desde 1998 al 2015, para revitalizar al Centro Histórico de Granada, para mejorar el hábitat urbano, el desarrollo económico sostenible, la integración, cohesión social y finalmente la participación ciudadana.

Se empezaron a intervenir las fachadas. A minimizar los residuos sólidos. Rehabilitar los jardines. La accesibilidad y la peatonalización. La reducción del tráfico motorizado. Se trabajó también en un nuevo modelo de transporte público (microbuses del Albaicín y conexión con Alhambra y Albaicín). Se formalizó los ejes culturales patrimoniales que implicó la reordenación de paseo de Los Tristes.

Smart City
Francisco Arana, dice que se creará un Centro Digital en Granada en el 2020. Se dieron cuenta que el sector digital representa más del 7% del PIB de la provincia. Por eso ya cuentan con un Plan Estratégico Granada Smart City 2020. 

Se basa en dos intervenciones: 
a) Recogida de los residuos urbanos: la ciudad tiene 420 sensores que comunican el estado de los contenedores. 
b) Accesibilidad: se diseñan rutas más accesibles. Se crea una plataforma integral de Smart City.

En otras palabras, la intervención implica además, regenerar los espacios abandonados, reducción de la contaminación atmosférica y acústica, se está implementando programas sociales.

Problemas del futuro

Uno de los principales problemas del futuro es "el turismo". En los apartamentos turísticos se incrementa el precio de alquiler para los residentes, los centros comerciales de la periferia, compiten con el comercio tradicional del barrio.

En este contexto, ya existe un Parque Tecnológico de la Salud. Otro objetivo es impulsar el desarrollo económico en el uso de las TICs en la industria de la salud, la biotecnología y el turismo cultural.


Acuerdos internacionales

Lo expuesto forma parte de una serie de motivaciones a los gobernantes y medir sus compromisos en el tiempo. Una de las formas para lograr ello, son los acuerdos, agrupaciones y pactos. Es el caso del Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía, que se creó en el 2008 dentro de la Unión Europea. Granada lo firmó como los nueve mil seiscientos sesenta y seis alcaldes firmantes.

El pacto persigue que las autoridades, aprovechen la arquitectura, pero como una fuente de energía sostenible. Aprovechen los residuos sólidos para el mismo fin y se haga un uso sostenible de las áreas verdes. El municipio español ya emprendió este desafío y comparte su experiencia con Arequipa, ubicada al sur de Perú.

Rehabilitación del Centro Histórico de Granada
Juan Manuel Sores, otro experto en ciudad, comenta que la primera pregunta que se hicieron es: ¿sobre qué territorio queremos trabajar? Para responderse, empezaron a estudiar las parcelas, analizaron sus volúmenes existentes y detectaron que el uso residencial les preocupaba más. Pero lo que en realidad querían, era la comodidad para las personas que viven allí.

Es aquí donde se vieron los problemas de accesibilidad, falta de dotaciones para el aparcamiento y contaminación visual.

Se vio necesario que en el aspecto socio educativo, deberían primar los conceptos de: integridad, participación, sostenibilidad y convivencia. Actualmente ya cuentan con edificios implementados con energía eficiente. Las viviendas están hechas para las familias. El único requisito, es que vivan allí al menos mil años. Sin alquilarla. 

¿Arequipa podrá lograrlo?
Nuestro optimismo dice que sí. Pero nos llevará más tiempo que estas ciudad del primer mundo. El Centro Histórico de la Ciudad de Arequipa no cumple con ninguno de estos requisitos para ser sincera. No tiene edificios sostenibles, aunque el sillar podría ser estudiado para otros mecanismos de energía. No tiene un sistema de recolección inteligente de residuos. No cuenta con áreas verdes importantes dentro de la ciudad. El ruido supera los 70 decibeles en la calle La Merced, y cuando hay tráfico intolerante, esa misma figura se repite en la calle Santa Catalina y demás arterias aledañas al Centro Histórico. 

Leer el plan de Granada es sin duda una ambición. Una oportunidad para aprender a ser una ciudad de verdad. Es inevitable que anhele volver a ser esa bella ciudad de laépoca del virreynato con alamedas y calles con canales de agua adornando la pasividad.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.